lunes, 5 de noviembre de 2012

Primera historia de miedo :o ~

Nuevo cuadrito que pondre antes de las entradas~
Animo: Contenta ^^
Una cosa: Semillas de girasol
Escuchando: My Heart Will Go On- version Luka Megurine

Konichiwa! Ya les había dicho que les escribiría una historia de miedo no? :o Pues serán 2, aunque ya paso Halloween xD Esta es la primera ~

Ella corría desesperadamente. La noche le impedía ver donde pisaba, y el helado viento irritaba su garganta. Su aliento se desvanecía, y sus pies no daban mas, pero ella no se detenía. En sus ojos se podía ver el pánico que sentía, volteó a ver si ya habían dejado de seguirla. Al no ver a nadie, se desvaneció y cayó de rodillas en la fría acera, intentando recuperar la calma. Pobre chica. Apenas contaba los 19 años.
Unos pasos silenciosos, llegaron hasta detrás suyo. Una respiración entrecortada en su nuca. Unas manos heladas en sus hombros. Volteó con sus ojos llenos de desesperación; y la vio. Una chica de más o menos su edad, hermosa cabellera castaña, y lágrimas en sus ojos, acercó lentamente el machete a su pecho. La chica hacía intentos inútiles por librarse, mientras sollozaba sin parar.
- ¿Por qué a mi? Nunca en mi vida te he visto, no lo hagas, te lo ruego.- murmuraba desesperada.
- Necesito hacerlo. Tengo que hacerlo. Perdóname.- contestó la otra, enterrándole el machete con rapidez. La chica dio una última exhalación, y cayó. Ella continuó enterrando repetidas veces el instrumento, mientras sus lágrimas le empapaban la cara. Luego se fue de aquel lugar, contemplando sus manos teñidas de carmesí. Llegó a una pequeña casa, y entró en ella. Un chico la miró dulcemente, mientras se acercaba a ella.
- Lo volví a hacer. Ya no quiero, pero... no puedo detenerme.- dijo ella abranzádolo.
- Tranquila, ya pasó. La muerte suele ser tu amiga, ¿verdad? Con el tiempo la alejaremos.
- Soy... un moustro. No debo ser amada por alguien, no lo merezco.- murmuró mirándolo a los ojos- Voy a lastimarte. Lastimo a todos, incluso a mí misma...
- No es así. Yo te amo, y no te voy a dejar nunca. Debes tener fé, superarás esto.- dijo él. Luego sus labios se unieron en un cálido beso.
La mañana siguiente, un grupo de personas, observaba cómo en una acera de la calle central, se hallaba un cadáver. Una chica de aparentemente 19 años, destrozada por completo, bañada en sangre. La policía se llevó el cuerpo, y lo metió en la camioneta. A lo lejos, una pareja observaba tal escena.
- Yo lo dije que lo sentía. Espero me haya perdonado.- decía ella.


Bueno! Eso es todo, espero les haya gustado, aunque no la considero muy de miedo, la hice para esto :)
Bye- nii !

No hay comentarios:

Publicar un comentario